sábado, 15 de diciembre de 2012

EL MAESTRO SECRETO Y EL SER”



Todo cuanto existe es energía, información, potencialidad y consciencia en diferentes formas de existencia y manifestación.

Todo está en espera del momento de las condiciones adecuadas para manifestarse y un estado de consciencia en desarrollo en espera también del momento de las condiciones adecuadas para comprender; La información está ahí, y ésta fluye de un cuerpo a otro, de una consciencia a otra, todo se afecta, y todo tiene consecuencias en el todo, nada existe separadamente, y todo evoluciona como un solo ser.

Los grados en la Masonería Escocesa son grados de conscienciaalcanzados por las personas que la integran; La cual tiende a evolucionar al expenderse y profundizarse en la comprensión del simbolismo alegórico y de la filosofía Masónica y de la vida Profana; Porque todo es una especie de alegoría en el fenómeno de la manifestación que oculta la verdad de su origen y propósito esperando la consciencia que la descubra o comprenda; Esto se da tanto en el universo, como en el hombre mismo, el hombre debe descubrir en sí mismo, el origen de sus deseos, sentimiento, pensamientos y actos, porque estos solo son manifestaciones de fuerzas que se gestaron o concibieron en otros planos inmanifiestos.

El símbolo al igual que la alegoría, se sostienen y tienen valor por una verdad detrás de ellos, de lo contrario, son serian símbolo ni alegoría sino solo una mentira; La exaltación al Grado de Maestro Mason tiene en forma alegórica el despertar de la consciencia del ser interno, el cual es levantado del ataúd que es una representación simbólica del cuerpo humano y su ego que le sujetan y condicionan con sus fuerzas la materialidad de su cuerpo físico.

El Maestro Secreto como todos los demás grados Masónicos, son simbolismos alegóricos del ser, la sustancia que subyace a la materia, que es la consciencia del alma que lucha por recobrar su identidad original.

Sin embargo, el hombre común no es plenamente consciente de su realidad interior, de su propio ser y confunde su identidad original con el ego, el cual fue formado al experimentar la realidad fenomenal exterior en sí mismo, pero teniendo como punto de referencia no al sujeto sino al objeto, y se ha identificado con el valor de los tesoros alcanzados en el mundo material, obligándolo a defender y cuidar cada valor adquirido de esta forma, porque su valor y sentido existencial no tiene como fundamento el ser, sino los valores exteriores que ha adquirido, y perderlos es perder parte del valor de su propia existencia.

Toda realidad para el hombre, descansa en sí mismo, porque es su consciencia el inicio y final de todo cuanto existe para la humanidad, El hombre es su primera y principal herramienta para comprender y crear y ser; No se puede comprender cuanto nos rodea sin comprender primero ¿Qué o Quién Somos?, porque en ello descansa cuanto percibimos y comprendemos del universo, la humanidad y Dios.

El hombre es un ser en formación que se va descubriendo y formando a sí mismo en conformidad con su relación existencial con el universo y el resto de la humanidad que le rodea, éste es su medio y herramienta para lograr sus experiencias y desarrollo como ser y como hombre.

El universo es un telar de fuerzas, en donde el cruce de una o más hebras dan origen a una manifestación, Deepak Choopra dice: “Somos un manojo de energías en medio de un telar de energías, somos un manojo de información dentro de un telar de información, somos un manojo de consciencias en medio de un telar de consciencias donde todo se afecta mutuamente en un intercambiando constante de energía e información”.

La existencia es un dar y recibir información donde el ser mismo se modela en la medida y forma del conocimiento potencial que se va convirtiendo en realidad en el hombre, el universo y Dios; porque nadie escapa a ser afectado por una energía convertida en fuerza; el universo y la humanidad, son potencialidades que se van descubriendo conforme se realizan en fuerzas y consciencias activas.

La liturgia del Gr. 18 Caballero Rosa Cruz, indica ejercicios de concentración, pero estos no tienen como punto de referencia conocer el objeto de nuestra concentración, sino el conocimiento de uno mismo, como lo es nuestra fuerza de voluntad para sostener una figura en nuestra mente y darle movimiento e intencionalidad; El Rosa Cruz debe apartarse del ruido del mundo, de sí mismo, y de su propia mente y buscar el silencio interior, es ahí en la oscuridad y silencio donde el hombre ha de experimentarse a sí mismo en su propia esencia; no es el objeto nuestro punto de interés, sino el sujeto, y sentir en sí mismo la experiencia de cómo me experimento sintiéndome yo mismo en el proceso del ejercicio; El Rosa Cruz no debe medir su adelanto en relación con quienes le rodean, sino en relación a él mismo, sobre el adelanto alcanzado hoy con el de ayer; Lo anterior le lleva a volverse cada vez más autoconsciente en una consciencia cada vez más pura y prístina del ser, descubriendo en cada momento nuevas facetas, aristas, líneas y ángulos del ¿Quién o Que soy?, El conocimiento de uno mismo, el cual si no es el único, si es el primero y más importante de los propósitos de las enseñanzas filosóficas de la Masonería, la cual nos lleva a descubrir nuevos horizontes de la realidad única del Yo, el Universo, y Dios; pero este conocimiento no se encuentras en las palabras, símbolos ni ceremonias o rituales, sino en el interior del hombre, y ahí nadie te puede ayudar en modo alguno, eres tu quien debe recorrer el sendero que te separa del El Maestro Secreto, tu propio y verdadero “Yo”, tu propio ser y alma.

Adéntrate en tu interior y calla tu dialogo mental, no juzgues, no analices, solo mantente sereno y en silencio, observa, se receptivo de tu propio comportamiento y percepción, de tu propia experimentación en este nuevo ámbito interior; El ser se mueve y existe en el silencio interior, y es aquí donde podrás encontrar al Maestro Mason resucitado, éste es el misterio de todos los dioses o semidioses resucitados.

El ceremonial sin la realización interior, solo es un emulo caricaturesco de algo muy serio, un cuerpo sin alma, que no tiene más valor que el cumplimiento de un requisito para recibir la diploma sobre papel, de un nuevo grado.

La Masonería Real es interior e implica una forma de vida externa e interna; Cuando se alcanza a ingresar al templo interior por medio de la concentración y meditación, el amor fraternal cobra realidad, porque no tiene relación con los tesoros materiales y objetivos que el ego defiende contra los demás; En este plano interior, estas cosas egoicas dejan de existir y solo existe el yo experimentando sobre sí mismo el universo, la humanidad y Dios… En pocas palabras el todo, en su realidad pura, prístina y sin mascaras, ni tesoros que nunca fuero nuestros.

El Masón que defiende palabras y símbolos como secretos preciosos, es porque no tiene más secreto por ocultar, solo palabras.

El Masón que se alza sobre los demás por sus altos grados alcanzados y cuyos nombres son tan impresionantes e impronunciables como sus arreos, es porque no han pisado el templo interior y desconocen a su propio Maestro Secreto, Su Maestro Perfecto, su verdadero ser y alma.

El Maestro Masón no nace se hace, y este es un trabajo personal,las liturgias, ceremonias, rituales e iniciaciones son teoría, la maestría se alcanza a través del trabajo y la práctica constante con un alto espíritu de servicio y amor a la humanidad y gloria de Dios Bendito Sea.

“El universo físico no es otra cosa que el ser volviéndose hacia sí mismo para experimentarse a sí mismo como espíritu, mente, y materia física. En otras palabras, todos los procesos de creación son procesos por los cuales el ser o divinidad se expresa a sí misma como los objetos del universo en la eterna danza de la vida.

La fuente de toda creación es la divinidad (o el espíritu); el proceso de la creación es la divinidad en movimiento (o la mente); y el objeto de la creación es el universo físico (que incluye también el cuerpo físico)” (1).

Quizás solo resta decir en forma redundante que el universo para el hombre, solo es un reflejo de su propia consciencia, y la realidad ultima es el ser… El Maestro Secreto.


“Mantente quieto (Silencio) y conoced que Yo soy Dios” (Salmo. 46:10)

Pax Vobiscum.



Lázaharo Hael,’,
Nota:

El presente son reflexiones y meditaciones personales, no necesariamente representan la opinión de la orden.
No escribo para todos, sin embargo, todo son invitados a leer.

Escrito el 14 de diciembre del 2012.