miércoles, 12 de diciembre de 2012


EL VASO Y LA TRANSFORMACIÓN INTERNA
Alcoseri Vicente

- SECRETO MASONICO
Para transformarnos hay que conocernos de una manera clara.
El
transformar no es quitar para luego poner algo completamente distinto,
esto es aplicable cuando queremos cambiar algo en nosotros mismos. Más
bien, transformar es tomar lo que se tiene y moldearlo.
La transformación se logra a partir de pequeños cambios. No se
hace una obra de arte, como una estatua, con un par de cinceladas si
no con una infinidad de ellas bien dadas aunadas con un gran
sacrificio, tiempo y sensibilidad; así nosotros necesitamos una
infinidad de pequeños cambios en el entendimiento aunadas al esfuerzo,
determinación y sensibilidad.
¿Cuál es el propósito principal de vivir?
Las personas estamos en una constante búsqueda por encontrarnos a
nosotros mismos, seamos concientes o no de ello.
El encontrarnos a nosotros mismos no es más que vernos realmente
como somos, ser concientes plenamente de nosotros mismos, saber lo que
somos en realidad, conocer nuestros alcances y limitaciones, dígase en
otras palabras: conocernos a nosotros mismos plenamente.
En esta búsqueda de encontrarnos es muy fácil extraviarnos debido
a que tenemos falsos conceptos de lo que son las cosas y de lo que
somos en realidad.
Somos un vaso lleno de ideas, conceptos, juicios, costumbres,
etc., y es relativamente fácil llenarlo, lo realmente difícil es
vaciarlo. Imagínate siendo un vaso lleno. Las preguntas obligadas son:
¿Estas contento o satisfecho con lo que tienes dentro del vaso?
¿Quieres realmente vaciar el vaso?
¿Qué cosas del contenido del vaso quieres vaciar?
¿Estas dispuesto a pagar el precio por vaciar el vaso?
Una vez respondidas estas preguntas podrás iniciar o no la
búsqueda de ti mismo. Si tu respuesta es que estás satisfecho con el
contenido del vaso, nada hay que hacer, está bien para ti. De lo
contrario, si no estás satisfecho y quieres vaciar el vaso, entonces
eres un espíritu inquieto que debe empezar ya por encontrarse a si
mismo y encontrarle sentido a la vida.
El como vaciar y llenar el vaso tiene como principio o base un
examen introspectivo, nada se puede hacer sin esto. Considero que lo
primero que se debe llenar el vaso es de un buen propósito o fin, de
lo contrario haríamos lo mismo y empezaríamos a llenar por llenar el
vaso. No tiene sentido repetir lo mismo. Un buen propósito o fin, para
llenar el vaso, es ser feliz.
¿Cómo vaciar y llenar el vaso?
NO ROMPAS EL VASO, es decir, no te rindas. El sacrificio, o dicho
en otras palabras, el hacer más de lo habitual es privilegio de pocos.
“La "adversidad"... es el crisol en que se depuran los grandes
espíritus y se "templan" los triunfadores.
VER BIEN EL VASO.
“Aprender a ver las “cosas” y entenderlas en su justo valor e
importancia.
NO LO VACIES APRESURADAMENTE, es decir, las cosas tienen su
tiempo, dale tu tiempo para vaciarlo… y después llenarlo.
No hagas, pienses ni hagas lo de siempre. Experiméntate. Busca
la verdad hasta en tu propio enemigo, y a la vez se humilde ante lo
basto del saber. Ama y después de amar sigue amando. Que tus palabras
antecedan a tus hechos, pero mejor aun, que tus hechos hablen por ti.
USA EL PENSAMIENTO
“EL PENSAMIENTO ES UNA ENERGIA tan poderoso más que la
electricidad y la constante “afirmación” de nuestras facultades de
QUERER y PODER, transformarán en “favorable” en cualquier ambiente
“adverso”.
Finalmente ¿estás dispuesto a pagar el precio de vaciar el vaso?
-------

La masonería sólo puede crear las condiciones especiales para que
usted se transforme, la masonería no puede hacer el trabajo de
transformación por usted, usted es el que debe transformarse a sí
mismo - Alcoseri