martes, 11 de diciembre de 2012


ENTREVISTA AL M:.R:.H:. JAVIER AGÜERO VEGA, AUTOR MASONICO Y PAST GRAN MAESTRO DE LA GRAN LOGIA MIXTA DEL PERU.

R:.H:. VICTOR SALAZAR 33°

¿M:.R:.H:., os habéis enterado que ha sido publicado el decreto supremo N°064-2011PCM declarando al 27 de Julio como DIA DE LA MASONERIA EN EL PERU?

-Sí, si lo he leído y me complace mucho saber que el gran gestor de este logro es el Gran Maestro de vuestra Jurisdicción, M:.R:.H:. Julio Carlos Pacheco Girón, a quien saludo y agradezco desde esta tribuna.

¿Considera usted importante este logro?

-No cabe duda que si, sobre todo, cuando estamos en víspera de ingresar a una nueva era anunciada por nuestros ancestros de la Raza Roja, nuestros hermanos Mayas. Era que se ha de caracterizar precisamente por el concepto y la actitud de la inclusión en reemplazo de la exclusión o sensación separatista y el falso sentido de considerarse los elegidos o preferidos. La luz en reemplazo de la oscuridad, la razón primando sobre la emoción.

Hay quienes pretenden atribuirse el logro de nuestro Gran Maestro Julio Carlos Pacheco Girón, como propio, ¿Qué opinión le merece esa actitud?

-Obviamente que no me extraña viniendo de quienes viene, aquellos que precisamente se siguen falsamente sintiendo los únicos, exclusivos y regulares, sin entender que el 5 de Mayo de 1998 pasaron abruptamente y de la peor manera a ser los únicos IRREGULARES en el Perú, al desconocer al Gran Maestro Electo y aceptar como autoridad masónica y por mandato de un Juez, a un profano con mandil no elegido por votación democrática sino por la imposición de tres grandes irradiados, cuya sentencia fue ratificada en la Gran Asamblea del 26 de Enero de ese mismo año.

¿Por qué entonces, si esto es así, muchas grandes potencias extranjeras siguen reconociendo a la GLP como la Gran Logia Regular del Perú?

-Eso es muy sencillo, porque los otros, los extranjeros, no tienen porque saber los detalles de la verdad y porque al fin y al cabo tampoco les interesa, sólo viven en la Gran Apariencia del sistema que por sus frutos se va volviendo caduco y vetusto. No olvidemos que el nuevo coloniaje mental es la impostura de una propuesta fallida de establecer como Gran Logia primigenia, a la que nacida en las tabernas londinenses en 1717, modificó notablemente a Nuestra Orden Masónica excluyendo a la mujer de sus trabajos y al Maestro Jesús de sus rituales, Orden de Constructores que fuera fundada en Egipto, en el siglo III a.c., bajo la dirección de Euclides. Esto está claramente señalado en muchos documentos antiguos que por contar la verdad y diferente a la oficiosa, se esconde, se oculta. Estos documentos son el Regius, los Estatutos de Estrasburgo, de Ratisbona, de Milan, la Masonería Diseccionada de Samuel Prichard, la Declaración de Paris, etc, Son muchos, pero es necesario que la actitud del masón cambie y reconozca que “la Historia es una gran mentira sembrada con pruebas y que la Leyenda es una gran verdad sin testigos.”

¿Qué se puede hacer para corregir la historia?

-Todo y Nada. Lo escrito, escrito está, pero lo por hacer marcará la diferencia. Los masones indoamericanos, mujeres y hombres, tenemos que tener muy en claro que en este tercer milenio se nos devuelve el cetro de mando, de gestión, de autoridad. Cetro que debemos enarbolar con una nueva visión latinoamericanista inclusiva, con una actitud de servicio propia a la aplicación del evangelio del amor y con una propuesta inteligente para el uso de nuestro divino privilegio de pensar.

Basta de estar hincados ante hombres como nosotros que se irrogan ciertos privilegios que no poseen. Ya es tiempo que la Libertad no sea sólo un enunciado lírico, sino una conducta de vida nacida en un claro concepto de nuestra obligación como seres humanos para rescatar nuestros derechos y privilegios. En el Perú se imprimió la primera enciclopedia masónica en nuestro idioma, en la segunda mitad del siglo XIX y bajo la autoría de Juan Bautista Casanave. Estamos pues llamados, conjuntamente con nuestros hermanos latinoamericanos, a rediseñar los planos modernos de la masonería tradicional, la de los grandes monumentos, la orientada desde el occidente sacro a la puerta profana de oriente, para que ingrese la luz y la verdad a nuestros templos.

Es hora de liberarnos de la impostura jehovática, de holocaustos, penas y sanciones, de templos oscuros y desprovistos de verdad. Ya lo dijo el Maestro Jesús: “hay fariseos hipócritas que habéis perdido las llaves del reino, que no entráis ni dejáis entrar a nadie”

¿Tenéis una reflexión final?

-Seguro que sí. Ojala que a partir de este noble esfuerzo realizado por el Gran Maestro Julio Carlos Pacheco Girón en provecho de todos los hombres y mujeres masones, las otras grandes logias peruanas reciban el reto y con genuino sentido inclusivo, adopten como nuestras dos Grandes Logias Constitucional y Mixta de San Juan, la responsabilidad de construir juntos, damas y varones, el Orden de la nueva sociedad peruana y latinoamericana. Dios Amor nos ayude en tamaña empresa.