miércoles, 17 de abril de 2013

BASES DE LA MASONERIA

(Del libro "PORQUE SOY MASON" Autor: Luis Umbert Santos)



1.- La Masonería declara reconocer, por base de su trabajo, un principio
superior e ideal, el cual es el Gran Arquitecto del Universo; no
combate, no recomienda ninguna convicción religiosa ni quiere poner
limites, con afirmaciones dogmáticas sobre la Causa Suprema, a las
posibilidades de libre investigación de la Verdad.

2.- La Francmasonería quiere y trabaja para que individuo y sociedad no
sean principios antagónicos, sino términos precisos de una relación
moral, y consecuentemente a ellos declara que aspira y labora con
constancia para que la JUSTICIA sea eterna reguladora en la vida del
hombre en sus relaciones con la sociedad.

3.- La Francmasonería acata las instituciones legitimas que existan y
puedan existir en los países donde trabaja... Declara que es tarea
primordial a la que dedican sus actividades, la de TRABAJAR POR LA PAZ

DE LOS PUEBLOS.

4.- La Francmasonería es un mundo de escogidos, de obreros laboriosos del
porvenir que marchan a la vanguardia del progreso, que trabajan en la
obra futura, que se adelantan a su ‚poca, que sienten su frente ilumi-
nada por el sol de otra edad de fraternidad y de civilización; as¡,
animados de sublimes esperanzas, congregados por un sentimiento de amor
honran al hermano que ha sido buen obrero.

5.- La Masonería es un código de dignidad. En cada una de nuestras sesiones
recibimos el óleo santo característico que nos sirve de inspiración y
es motivo de lucha. El indigno no tiene cabida en nuestro templos, porque
la Masonería, que es sementera de hombres libres, no puede tolerar su
presencia.

6.- El Gran Arquitecto del Universo, no es sino una formula, c si un símbolo
casi una frase. Una idea para que cada quien la aprovecha a medida de su
inteligencia, de su concepción deista o puramente literaria o intuitiva:
por eso no la definimos. Todo es así, idea, un principio; para unos la
Revolución; para otros la Evolución; para todos, la encarnación del
propio pensamiento de cada uno, sin forma ni figura; sin culto ni adora-
ción; sin amor ni temor; sin esperanza, ni disolución.

PORQUE SOY MASON?

Porque en el seno de la Francmasonería he aprendido a ser bueno, leal
y feliz. He descubierto la senda de amar a Dios; pero no por el tempor
al castigo o el interés a recibir el premio. Amarle sí, pero con la
pureza del desprendimiento y la abnegación de una vida limpia de falsas
teorías y vergonzosos fanatismos.

En la Francmasonería, he aprendido a vivir siempre sonriente y tranquilo
que es gozar de la sublimidad y exquisita belleza de la vida.
Pues soy masón, porque soy hombre honrado, libre y de buenas costumbres.