sábado, 13 de abril de 2013

CLIPSAS QUIENES SOMOS? CENTRO DE COMUNICACIÓN Y DE INFORMACIÓN DE LAS POTENCIAS MASÓNICAS FIRMANTES DEL LLAMADO DE ESTRASBURGO.
clipsas logo



CENTRO DE COMUNICACIÓN Y DE INFORMACIÓN DE LAS POTENCIAS MASÓNICAS FIRMANTES DEL LLAMADO DE ESTRASBURGO.

QUIENES SOMOS?
Numerosas obediencias masculinas, mixtas y femeninas de Europa, de África, de Asia y de las Américas respondieron al Llamado de Estrasburgo y se unieron a la Cadena de Unión Universal.

Al adherirse a la ética propuesta por los fundadores, todas nuestras Obediencias:

- Se honran de su fidelidad absoluta al mensaje de tolerancia, de fraternidad y de unión contenida en el art. 1 de las Constituciones de Anderson y cuyo respeto permanece como regla de oro.

- Creen que la Masonería tiene como misión reunir personas que sin ella serían permanentemente extraños y que el Masón debe ser un elemento de concordia entre todos los hombres.

- Consideran que lo esencial de la Masonería consiste en su ideal social de fraternidad y del deber y no en la observancia rígida de cualquier costumbre, aun cuando sea tradicional.

- Que una espiritualidad que une estrechamente al hombre al futuro de la humanidad y a la mejoría de su condición tiene tanto valor moral como aquel que él puede encontrar en sus relaciones con un principio supra natural.

Por ser progresiva, nuestra Masonería, consciente de realizar en la sociedad científica moderna la generosa intención de nuestro Maestro Anderson, por su prolongación natural, la libertad completa del espíritu, no admite ninguna limitación a la libertad absoluta de conciencia.

La realización de este ideal exige el entendimiento de todos los masones dentro de una armonía en la que cada nota conserve su valor y, dentro del respeto a la libertad de cada uno. Una Masonería que intenta cumplir su misión, no repelería cualquiera de los valores capaces de fortificarla.

Todos los seres humanos, cualesquiera sean sus razas, su religión, situación social, sus ideales filosóficos o políticos, su concepción económica, si son libres y probos, deben comulgar de una misma voluntad de unión para permitir la edificación de una vasta reunión masónica universal cuya necesidad es más imperativa de lo que jamás fue.

Si las exclusivas se mantienen, estas no provienen de nosotros y evitamos de crearlas nosotros mismos. Lejos de ser un obstáculo a la Unión, creemos que la diversidad de valores morales constituye un factor de riquezas intelectuales y espirituales indispensables para su desarrollo

Con el espíritu de esos valores CLIPSAS expresa al Mundo sus convicciones y su compromiso moral a través del Llamado de Lisboa. En él, sin ambigüedades, ClLIPSAS asumió una posición sobre los mayores problemas de la Humanidad, en el umbral del siglo 21:

“Los Masones de hoy, miembros de CLIPSAS, hombres y mujeres de diferentes razas, de diferentes convicciones filosóficas, de todas las nacionalidades, que nutren lazos de fraternidad entre ellos y con los seres de todos los continentes lanzan el presente llamado:

- Que todos los habitantes de la Tierra se unan en acciones que favorezcan el surgimiento de una verdadera solidaridad humana,

- Que ellos se levanten contra todo integrismo, toda agresión, toda exclusión,

- Que trabajen por el desarrollo armonioso de todos los seres humanos con libertad de conciencia y respeto mutuo

Para alcanzar esos objetivos es necesario que cada hombre y mujer desempeñen bien su papel trabajando progresivamente por la eliminación progresiva de la injusticia económica mundial, la alienación física, moral y espiritual de los pueblos y el respeto al medio ambiente.

Es el objetivo de todos los masones firmantes del presente llamado que trabajan según los principios de las tradición humanista.”

Juntándose a la Unión de Estrasburgo, a través de CLIPSAS, la masonería ligada a la libertad de conciencia y a una perfecta tolerancia mutua contribuye para el ideal humanista y para el restablecimiento de la Cadena de Unión de las Constituciones de Anderson.