viernes, 27 de noviembre de 2015

Mi Camino como Masón: C.:M.: Daniel Cáceres.

Gran Oriente de la Franc masonería del Uruguay
Image result for simbolos masonicos

Libertad Igualdad Fraternidad
Libertad absoluta de Conciencia
Respetable Logia: FUERZA Y UNION NRO.23
Valle de Canelones, setiembre de 6015 E:.M.:
Q.H.V.M. Gerardo TORENA
QQ.HH. 1RO Y 2DO. VIGILANTE
QQ.HH. MAESTROS Y COMPAÑEROS.
C.:M.: Daniel Cáceres.
Mi Camino como Masón:
Como prólogo a esta plancha, me voy a referir primeramente a mi vida anterior a la muerte simbólica que ha significado mi inicio en las artes reales del camino iniciático de la Franc Masonería.
Procedente del Seno de una Familia tradicional, apegada a los valores Laicos y Democráticos, a pesar de ser Cristianos no profesantes, se me fue inculcando desde la niñez un fuerte apego a la honestidad, a la tolerancia, al trabajo digno y al estudio. Se me enseñó por parte de mi Padre el valor de la amistad pura y desinteresada generadora de lealtad. Se me mostro también con hechos de que dar una mano a quien lo necesita en las medidas de las posibilidades genera una energía positiva que nos envuelve, nos protege y nos reconforta. Se me dio el amor como un bien muy preciado, que se debe cuidar de tal forma de no malgastarlo en seres que no lo merezcan; ya que no se ama siempre de la misma manera y su intensidad se va apagando tras cada desengaño. Pero muy por el contrario ofrecerlo a corazón abierto al que lo profesare hacia nosotros: Esposa, hijos, hermanos, amigos o familiares y esa Gente que aunque no conocemos camina dispuesta a tender su mano y a veces tenemos la suerte de conocer.
Los avatares que habían debido enfrentar antes de concretar la formación de esta Familia, les habían enseñado a no dar amor al prójimo en forma inocente y abierta, a no poner la otra mejilla luego de un revés, al que al “pisar un cuadro Negro de esos que tiene el tapiz mosaico” debían forjar con voluntad y determinación un quiebre de las circunstancias en su favor para transformarlo en blanco. Esta vivencia los fue alejando de los Templos religiosos y de las comuniones, los formó como seres analíticos y más desconfiados; de apariencia dura hacia el exterior, pero que en la intimidad de sus amores experimentaban una metamorfosis hermosa que los transformaba en almas adorables, con las cuales tres hermanos nos fuimos formando a su semejanza. Hoy que los veo ya viejitos a Papá y a Mamá con un Alzheimer que cada día la aleja más de la realidad, salgo de su casa luego de visitarlos con una lagrima en los ojos, añorando aquellos años de niñez, que aunque a veces fueron duros, nunca dejaron de ser felices. Me reconforta el que aun puedo contar con ellos y estrujarlos con un abrazo y darles un beso.
A partir de mi emancipación, he tratado de volcar al ámbito social que me rodea, esas enseñanzas. He tratado de ser espejo ante mis iguales, Hombres y Mujeres , como generador de una consciencia de honestidad, lealtad, cariño, tolerancia y fraternidad. No pasivamente, sino que con la fuerza interior necesaria para lograr cambios en tal sentido por minúsculos que parecieren. Piedra por Piedra de se da forma a una montaña. Me he encontrado a lo largo de mi vida con una Sociedad en donde los Valores como la Moral y la Ética, se han venido degradando paulatinamente. En donde el ejemplo de bondad y rectitud no tienen la debida cabida . En donde prima el Objetivo Personal a alcanzar, sin medir consecuencias y daños colaterales. Donde se está dilapidando todo cuanto nuestros ascendientes nos legaron históricamente, y más allá de los cambios lógicos sociales que se dan con el transcurso de las épocas; dando como resultado una Sociedad, menos tolerante, más violenta y cada vez más alejada de la cultura que tiene como epicentro el propio ceno Familiar. Demasiada información a nuestro alcance y por todos los medios posibles, compite en forma negativa con los valores de Familia, moralidad y tolerancia. Hoy día el término moral parece no tener un significado ajustado al devenir de las épocas y de las creencias que se practican; simplemente no existe en varios estamentos sociales.
Es imprescindible un encare de estas situaciones y la creación de soluciones de fondo a distintas problemáticas que enfrenta nuestra Sociedad. Diversos estudios del comportamiento de ésta están marcando que urgen soluciones para detener esta pérdida constante de valores. La propia vida humana ya no vale para algunos individuos, que despojados de un eje de Familia y ascendencia, no hacen más que dañar a otros individuos de forma creciente; con el agravante de que luego no muestran realmente un arrepentimiento ni intenciones de reparación alguna. La televisión y la internet, muestran constantemente una puesta en escena de continuas transgresiones a nuestros valores más caros. Se está mostrando al hombre como mero individuo símbolo sexual y machista y dominador por excelencia o como un tonto dominado y engañado. Y a la Mujer despojada de valores morales y éticos. Algunos ámbitos de la cultura popular solo buscan acumular riqueza a cuesta de incitar a la intolerancia, la transgresión y a la violencia de género constante, teniendo como ejemplo a los creadores de las Cumbias Villeras, que se han propagado constantemente dentro de nuestra juventud y que dejan un mensaje subliminal nefasto en los estratos más carenciados de cultura y Familia. Programas de contenido en valores que presenten a la Familia como modelo a seguir son casi inexistentes. Y no solo hablo de la tradicional Familia, me refiero también a las nuevas formas que se están dando en base a la diversidad, que también tienen su importancia capital si generan lazos de pertenencia, respeto y amor por medio del cultivo de buenos valores.
Así pues me encuentro ahora transitando este camino renovado, luego de mi resurrección donde se me ha purificado por los elementos de la Madre Naturaleza, capaz de hurgar dentro de mi interior para ir quitando las imperfecciones y reparando los errores que mi ser e inconsciente mantenían como anclajes que no permiten mi total expansión hacia la Luz generadora de creación. He podido ver con una mirada introspectiva, pausada y analítica, la cantidad de errores que venía cometiendo; ya sea al darle más importancia muchas veces al trabajo que a la Familia, o a detenerme en discusiones en diversos ámbitos que solo han restado tiempo para edificar. Como también haber seguido utopías que nunca serán realizadas. Hoy transcurro mi vida apegado a mi Compañera, apreciando su valor y lealtad y disfrutando de su amor. Soy niñera de mi hijo de 5 años y lo disfruto como no pude disfrutar a mi hija de 23, debido a largas jornadas laborales que muchas veces no eran necesarias ya que no estábamos mal económicamente, sino porque el amor con mi anterior pareja se había apagado y era un escape a esa realidad laborar tanto.
Renovado y fortificado ahora, trato de cumplir a cada instante con la promesa que realice sobre la Escuadra, El Compás y la Ley Masónica. Bregando por el advenimiento de la igualdad de los Seres humanos en sus Derechos y Deberes, combatiendo la injusticia, la mentira, los prejuicios, la violencia y la envidia, desde el lugar en donde me encuentre. Principios por los cuales siempre me interesé, pero por los cuales y gracias a las Herramientas que internalicé en Primer Grado hoy día puedo manejar más inteligentemente. Sabedor de que con la defensa de la Dignidad se logra el regocijo general; defiendo el sistema Democrático Republicano de mi Patria Querida, que alguno que otro cuadro Negro le ha costado antaño transitar. En este camino he podido reafirmar que la Lealtad, la tolerancia y la fraternidad son los principales valores que debe poseer un Masón. Aunque he vivenciado que dentro del Seno de nuestra propia Orden, todavía existe el Mal, traducido en envidia, críticas sin fines de construcción, aportes que solo opacan en vez de dar más luz y mentores de Grupos que solo buscan el afán personal y escalar posición solo para satisfacer su egoísmo, del cual no se han podido despojar por más que cincelen su propia piedra; logrando con ello que algunas Logias pierdan cada día un eslabón de esta hermosa cadena de unión.
Celebro pues tener tantas herramientas, que me ayudan a lograr la edificación de una Obra en conjunto con tantos queridos Hermanos que en cada rincón de estos Valles poseo; y que obran en pos de ella, seguro que perdurará, dará sostén y cobijo a quien lo necesite, pasando a ser en un futuro el motor de los cambios necesarios que desde todos los ámbitos de la vida e Instituciones pondrá en marcha esta Obra Masónica para llegar a obtener una Sociedad, más justa y equilibrada.
Obra que debe realizarse a consciencia sin prisas, sumando en calidad y no en cantidad nuestros eslabones; pero con la seguridad de que usando correctamente las herramientas podrá perdurar más allá de nuestro propio pasaje por este Oriente.
Ya he recibido mi salario en la Columna Sur, allí donde se resguarda el Tesoro del Templo, allí desde donde comienza mi camino de C:.M.:, y que mi Venerable M.: y H.H. han juzgado prudente, que comenzara a transitar en pos de la Gran Obra de la Construcción Universal. He realizado los cinco viajes, he transitado los cinco escalones y se me ha mostrado la Estrella Flamígera, pentagrama que contiene la letra G.
Como C.: M.: he aprendido a ser constructor de habilidades, forjador de voluntad, estudioso de las causas de todas las cosas, que se entrega al estudio de las ciencias para descubrir o verificar la verdad, pugnando por que la educación en general, tenga un profundo sentido de formación social y moral. El segundo grado, comprende la etapa de correlación. El nombre mismo del grado sugiere compañerismo y reciprocidad. Es mucho el trabajo que tengo por delante, trabajo con las manos y con el juicio, cavo para cimentar y techar. Me encuentro en la tierra media y por lo tanto todo me incumbe. Casi todo el simbolismo y herramientas de la Franc-Masonería están presentes en este grado; y me permiten ir descubriendo riqueza intelectual para cultivarla y obtener sabiduría y virtud. Así lo pide la Obediencia, siendo como es una Institución de perfeccionamiento moral, social y espiritual. Y lo más importante ya puedo volcar la sabiduría que voy cosechando en mis Q.:H.:H.: Aprendices, puedo darles guía y enseñanza a la vez que la voy recibiendo, todo parte de un amor fraterno que logramos encontrar en estas prácticas y que nos enriquecen como Seres que pueden dar destellos de luz a otros.


En este grado de desarrollo he podido comprobar cómo se trasciende la conciencia individual separatista del primer grado y se desenvuelve la conciencia grupal integrando la personalidad con la de los demás H.:H.: de la Logia y de otras Logias, lo que equivale a una expansión de la conciencia. Más, en el plano de nuestra construcción individual la invitación principal de este grado es al estudio de la Ciencia y las Artes. Y decir Ciencia es nombrar un tipo de razonamiento no metafísico, que sea lógico, logrado a través de lo práctico, de lo racional y de la aplicación del método experimental sobre la realidad objetiva. Analizando permanentemente todas las cosas y situaciones y descubriendo otros niveles de razonamiento mucho más sublimes.
Exactamente lo contrario de lo que ofrecen a los caminos de la Fe, de las creencias y de los Dogmas. No es esencial que en este Grado se deba realizar una recopilación de información histórica o datos específicos. Se espera de nosotros, que de esta introspección, de esta auto observancia apoyada en el Ritual, la liturgia y el símbolo, vaya decantándose el conocimiento y seguir caminando por el infinito camino de la perfección intelectual y moral. Pero a la vez ir volcándola hacia adentro y hacia afuera de la Logia. Llevando y trayendo esa Luz que nos va iluminando.
Perseverar en la búsqueda de la belleza, del conocimiento, forjar un juicio recto, saber interpretar los planos que se nos presentan en nuestra mente y ayudar a edificar sin asperezas.
Como H.: A.: ya conozco el sitio para cada cosa en la Logia y se lo importante que es, el que cada cosa esté en su sitio. Mejore el uso de las herramientas al trabajar de buen grado con ellas. Entiendo los principios y la finalidad de la Obediencia y me he aplicado en el método. Entiendo pues, que el aumento de Salario no es un premio ni galardón, sino la Iniciación de un nuevo Camino por medio de un nuevo Ritual. Es esencialmente masónico el planteo de ir logrando dar luz sin deslumbrar. El abrir puertas según se van ascendiendo escalones en esta escalera, ir logrando las cualidades y conocimientos requeridos para la iniciación de un nuevo camino. Un ascenso que es una progresión en el entendimiento, el avance en pos del ideal masónico; la luz, la iluminación y la purificación.
Pasar de la plomada al nivel, de la vertical a la horizontal, como lo describe Fernando SABATER:…” ahora hemos pasado de la vertical a la horizontal: somos diferentes pero iguales, todos distintos aunque en el mismo plano, efímeramente inconfundibles en el gesto, pero indiscernibles en el mérito. Cada cual tiene derecho a ser lo que es y como es, nadie tiene derecho a ser visto como mejor o superior a otros, solo peculiar en su estilo”
Queda claro entonces que cada progreso masónico es un atributo y no una pretenciosa escalada jerárquica.
El C.:M.: ya se sirve de otras herramientas y sabiendo de la plomada y el nivel ya puede levantar muros para edificar esa Humanidad que pretende sea perfecta.
Amos el Profeta, en su visión de la plomada, anuncia que las murallas de los templos, de los tribunales y de las casas de los hebreos, están condenadas a desplomarse, pues han sido construidas sin las herramientas que proporcionan estabilidad. Si analizamos en presente a nuestra sociedad, está siendo socavada en sus cimientos por la ausencia de estas herramientas fundamentales.




Amón pedía a sus compatriotas que se ilustraran y cultivaran para no ser simples esclavos de sus prejuicios y que purificaran sus mentes para la virtud.
Hoy día estando delante de una gran avanzada en comunicación y digitalización de la información que llega a todos los rincones posibles, somos testigos de un menoscabo en la educación y el cultivo del saber y el discernimiento. Que Sociedad se sostiene sin el Nivel?, sin considerar que todos somos iguales ente la Ley?
Es imperativo legislar siempre respetando los derechos de las minorías, teniendo presente constantemente, que al escribir la legislación, no se dejen indefensos a grupos o personas que puedan quedar vulnerados de alguna forma en sus derechos a la vida y asistencia. Pero se debe también hacer valer el conjunto de las Obligaciones para que la Sociedad camine por senderos de estabilidad. La libertad es un bien carísimo que no se puede despilfarrar.
El C.:M:. observa, mide, coteja, examina constantemente aprehendiendo de lo bien hecho por otros y de lo malo también, para poder enmendarlo.
El compañero sabe al fin, que con los prejuicios se edifica sin cimientos. Ya no vemos piedras y canteras, vemos espacios, contornos y cobijo. Exploramos la extensión que contiene su materia. Vamos descubriendo que no hay nada vacío en sí; que esta sensación de vacío que padece gran parte de nuestra Sociedad es desconocimiento del Yo y de la esencia del Yo. Descubrirlo y pulirlo es trabajo del Masón.
La Masonería tradicionalmente, nos recuerda en este segundo Grado a las Universidades medievales, ya que el estudio se basaba en aquella época en la clásica división del Trívium y el Cuadrivium, además de los estudios de filosofía, que a veces incluía derecho, y teología.
Este Trivium (que significa “tres vías”) consistía en un grupo de asignaturas que correspondían a las letras; y el Cuadrivium (o Cuatro Vías) a otro grupo de materias relacionadas con las Ciencias. La idea era que quien cursara estas disciplinas era una persona que había completado sus estudios. Aún no se conocían las especializaciones y sub especializaciones que hoy se estudian dirigidas a profundizar en un solo área del conocimiento.
Para ese entonces, la propia organización del conocimiento durante la Edad Media rendía culto a la importancia de las Matemáticas. Una herencia de ese pasado, es la cantidad de Matemáticas que se ve en nuestra Educación Primaria y Secundaria.
El Trívium contenía las llamadas tres Artes Liberales relativas a la elocuencia: ellas eran la Gramática, la Retórica y la Dialéctica, por lo tanto se consideraba como un conocimiento menor al del otro grupo.
De allí proviene el término “trivial”, como sinónimo de fácil, liviano y superficial.
A su vez, el Cuadrivium contenía las denominadas Cuatro Artes Matemáticas: y ellas eran a su vez La Música, el Álgebra, la Geometría y la Astrología, y se le daba mayor importancia.
Es necesario que un H.:M.: sepa hablar en público. Y aunque esta es una destreza que se fortalece en las Logias espontáneamente, el escenario adecuado que brinda nuestra Franc-Masonería para ello se encuentra precisamente en los Talleres de Compañeros, lo cual a mi entender significaría que: La Masonería no solo es útil, sino que además es un complemento de nuestra educación profana, y que el que se aplica a sus métodos se distingue en el mundo exterior.
Las principales herramientas de Trabajo que maneja el Compañero para formar la Piedra Cúbica, son las reglas de la geometría y la escuadra y el nivel.
Esta última es el emblema de la igualdad que ha de reinar en todos los hombres.
En nuestro primer viaje: El mazo y cincel representan la constancia en la perfección. Debemos seguir en el esfuerzo de hacer desaparecer todas las asperezas de la piedra que representan los defectos que prevalecen, los errores que cometemos y esos prejuicios invisibles a primer vistazo pero que afloran en algún momento de nuestra vida.
A este trabajo constante debe unirse el estudio y entendimiento de nuestros sentidos, que nos conducen al conocimiento de nuestra personalidad y la de los demás y es forjador de ideas . Nuestra Piedra debe ser tallada de manera de tener un lugar en donde encaje perfectamente en la obra de la Franc-masonería. Los iniciados somos constructores y a la vez materiales, realizando en nosotros mismos un constante trabajo de perfeccionamiento mental, espiritual y físico para transmutar en ese Ser de Luz que pueda ser elemento de cambio.
Luego de realizar nuestro segundo Viaje, la escuadra y el Compás ahora son más ricos en significado, símbolo de la regularidad de la conducta, de la búsqueda de la justicia y la Verdad.
Nuestra inteligencia y voluntad deben aplicarse a nuestro propio perfeccionamiento; pero como C.:M.: es indispensable que utilicemos estas otras dos herramientas para la comprobación y control del trabajo ya efectuado con el mazo y cincel. Tenemos que ir y venir en nuestra consciencia, analizando constantemente para obrar de forma precisa, sin cavilaciones que nos desvíen de una buena obra constante en todos los terrenos.
Escuadra y Compás se transforman en las herramientas más necesarias, ya que podemos construir todas las figuras geométricas con ellas.
Son generadoras de la línea recta y del círculo. Una que puede ser prolongada en los dos sentidos hacia el infinito y el otro conteniendo un espacio limitado.
En el dominio moral, la escuadra nos traza una línea de conducta a seguir. Caminando a la búsqueda de un ideal superior, debemos dirigirnos a realizarlo sin decaer y no perdiendo de vista la perfección que se persigue. No podemos dejar de lado las condiciones y realidades en las cuales vivimos, porque un ideal abstracto no es realizable sino en la medida de las necesidades reales.
Estas son reveladas por el compás que con sus brazos que se pueden separar a voluntad nos permiten medir la relación que existe entre el Yo y el No Yo; entre nosotros y todo aquello que pretendemos alcanzar. Estas dos Herramientas nos están permitiendo conciliar lo absoluto y lo relativo.
Nuestra mente y genio no se detienen ante ningún obstáculo, pero los que la materia nos pone por delante deben ser medidos y traspasados con paciencia e inteligencia.




Se nos muestran en nuestro segundo Viaje y nos indica que debemos encontrar en las Artes el objeto de la expresión de la belleza pura, tendiente a la realización de lo útil y necesario para desarrollo de la Humanidad.
Como lo dijo Aristóteles,… “El Arte es la alegría de los hombres libres”
Mientras el martillo es emblemático de la sumisión de la fuerza bruta a la inteligencia, la palanca es simbólica del poder de la razón para dominar las pasiones.
Y la regla recuerda al Compañero que debe proceder de tal manera que sus acciones sean tomadas por norma general. La regla traza líneas rectas que es posible prolongar hacia el infinito, es emblema de Derecho y de Leyes morales. Está dividida a la vez en 24 espacios para darnos una guía del tiempo que tenemos para planear nuestros trabajos y descansos y para ser utilizado con inteligencia sacando el mayor provecho.
La palanca simboliza también la voluntad que se torna invencible cuando se forja de la inteligencia y de la justicia probada y exenta de egoísmo.
En el Tercer Viaje experimentamos pues que la unión del juicio recto y la potencia del trabajo e inteligencia nos lleva al estudio de la naturaleza, teniendo a
nuestro alcance las diferentes ciencias, con las cuales habremos de tratar de comprender y comprobar todo a nuestro alrededor que muchas veces quedará sin explicación racional o científica para pasar al plano de la mente y del espíritu, debido a que no todo en el Universo tiene una explicación lógica. Esta Alquimia logra revelar esa transmutación de un Ser oscurecido a un Ser de Luz, que va logrando vencer los obstáculos de su propia mente para comprender que todo se puede logar desde un plano más elevado del espíritu.
Luego de haber realizado el cuarto viaje donde se me mostró la Humanidad, para así recordar a varios benefactores de ella, la Herramienta que aquí se me ha mostrado pasa a ser fundamental.
Después de haber comprobado mediante la escuadra que la piedra quedo rectangular, los muros de la obra se levantan fácilmente con el uso del nivel y la perpendicular, pero necesariamente a escuadra, para que permanezcan inquebrantables.
El Nivel símbolo de igualdad a la que está supeditado el hombre más poderoso lo mismo que el más humilde. Todo ser humano tiene derecho a la igualdad como algo inherente a su dignidad.
Con el nivel luego de asegurarme que en el levantamiento de los cimientos y columnas de mi obra interior su base no tenga desniveles, he de proyectarme hacia la Logia para darle también sostén.
El nivel símbolo de rectitud e igualdad de los preceptos masónicos, es principio pasivo de resistencia y persistencia que hace madurar y fructificar nuestros deseos. Es la herramienta que determina y establece la horizontal en relación con la vertical.
El nivel con la plomada, nos ha enseñado la perfección del equilibrio, elemento muy importante en cada etapa de crecimiento. La misión más importante de la Franc-masonería es lograr construir una Humanidad más horizontal en sus condiciones de vida y en sus oportunidades.



Hacia adentro de nuestra orden, la doctrina que está implícita en la Igualdad masónica, significa que como Hermanos e hijos de una Logia, nos reunimos en ella sobre el Nivel. Esta herramienta nos permite caminar en línea horizontal expandiendo los conocimientos que adquirimos y los que traemos al nacer en una logia y que sean positivos para el mejoramiento interno y hacia el exterior. Tarea imperiosa que debemos proponernos para coadyuvar en la cimentación de nuestra Sociedad.
La Franc-masonería es Escuela de perfección del yo, basada en la práctica de las virtudes; defiende los principios de libertad, igualdad y fraternidad y proclama la tolerancia y libre albedrío sin distingos. Siendo entonces una fuente de amor fraterno, nunca dejaremos paso a la intriga, la infidencia, la envidia, la ambición y todo lo que sea negativo. Somos lo que pensamos y sucumbimos debido al odio y al desamor. Es aquí donde el Nivel a mi entender pasa a ser la herramienta más importante; referente de la igualdad absoluta en el convivir de los hermanos y hermanas, erradicando tendencias autoritarias o separatistas, llevando a lograr la horizontalidad.
Deber máximo que está estampado en nuestra Constitución: “Lograr un Mundo más igualitario, solidario y fraterno”, que deberemos necesariamente alejar de la retórica para ir haciéndolo realidad en la medida de nuestras posibilidades. Debemos trasladar a cada momento y por todos los medios a la Sociedad, la noción de ejercicio del Derecho Universal del Hombre y del que la Constitución de la República, le ha conferido. Este trabajo que tenemos por delante, no será para nada fácil, teniendo en cuenta en el Mundo en que vivimos, con una sociedad simplificada y deslumbrada por los avances que la seducen y en donde se pierde de vista al Ser Humano como individuo, a la Familia como Institución inquebrantable y generadora de valores y reglas morales y éticas; que en su ausencia llevan a perder también la tolerancia y el respeto y que complican luego la convivencia social. Esto lleva a que la Educación no alcance como herramienta generadora de conocimiento y reglas de convivencia ya que no se arrastra una base desde la casa. Y en la Sociedad misma al existir ausencia de Hombres Faros, que guíen a las muchedumbres, se hace imperiosa la necesidad de llevar las luces de la Orden al Mundo profano. Aunque nos parezca una quimera imposible, debemos ser capaces de congregar en nuestros círculos de vida cotidiana esos valores y potenciarlos, con ejemplos y palabras.
El quinto viaje me ha mostrado, de que una vez libre de todos los vicios y prejuicios profanos, he llegado a ser soberanamente libre; canalizando mi voluntad a tareas de progreso intelectual. Dedicado a la contemplación de las observaciones recogidas a lo largo de mis viajes y que me permiten ir puliendo y mejorando constantemente la Obra de mi edificio mental y espiritual. Sabiendo utilizar el razonamiento para discernir el porqué de todas las cosas a la luz de una belleza purificada, debo ser capaz de transformarme en artista guiado por mi propio genio, traspasando las reglas del Oficio. Perfeccionando y alisando constantemente los defectos que afloran, buscando la fortaleza interior para mantener esos pilares.
Luego de haber recibido luz en mis cinco viajes, he transitado por cinco escalones de colores diferentes y marcadas cada una de ellas por un signo planetario.
El primero que he transitado es Negro y lleva el símbolo de Saturno. Hace alusión a la purificación por la tierra y la necesidad de plantar la semilla del conocimiento, profundizar las cosas, más allá de su aparente estado. El Segundo es azul, consagrado a Júpiter, evoca la purificación por el aire, me enseña a saber discernir entre lo sutil y lo denso, lo conocido de lo simbólico. El tercero es verde, color que simboliza a Venus. Se refiere a la purificación por el agua, que tiene por resultado aclarar el espejo de la mente donde se ven reflejados los juicios del discernimiento. El cuarto es rojo en honor a Marte, simboliza la purificación por el fuego, significando la exaltación de la luz interna para dar brillo a la personalidad. El quinto de color blanco que simboliza a Mercurio es la fusión de los cuatro elementos conducidos a la unidad de su quinta esencia. Estos escalones los hemos conocido simbólicamente en el proceso del trigo, escalones de diferentes colores donde está presente el proceso alquímico. Transmutando la semilla para convertirse en Ser y muriendo para transformarse en alimento. Tenemos presentes los cuatro elementos y un quinto, como quinta esencia.
Un quinto que es el propio C.:M.: integrado a esa estrella flameante, Estrella de la cual Tschoudy dice: “ En los rayos de esta Estrella nuestros corazones se reconfortan, nuestra inteligencia se anima, nuestra razón se aclara”.
En este estado estamos ya en condiciones de recibir la luz del Sol sin ser deslumbrados, como tampoco hechizados por los rayos de Luna. Es aquí que desde la oscuridad que vemos brillar a la Estrella Flamígera en forma de pentagrama en cuyo centro se distingue la letra G. Representa a la estrella Polar, (astro del pensamiento libre), símbolo esencial del grado de C.:M.:. Al lograr vencer en este camino todas las atracciones elementales esta se me representa como emblema del genio humano.
Tiene cinco puntas que corresponden a la cabeza y cuatro miembros humanos que gobernados por la mente es el símbolo de la voluntad soberana.
Tenemos que en la magia del pentagrama surge una voluntad a la que nada se resiste. Pero esta invertida toma un significado diametralmente opuesto, dejando de ser Pentalfa luminoso, emblema de libertad o de espíritu que manda sobre
la materia; pasa a ser un astro oscuro regente de instintos perversos que subyugan al hombre, simbolizando la cabeza de un chivo.
El Bien y el Mal. Polos de una misma cosa. Una fuerza universal idéntica hace su juego, se adapta y se concentra.
. “Todo es doble, todo tiene dos polos, todo su par de opuestos, los semejantes y los antagónicos son los mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado, los extremos se tocan, todas las verdades son semi-verdades, todas las paradojas pueden reconciliarse”
Volviendo a la Estrella Flamígera, tenemos en su centro la letra G a la cual se le ha dado varios significados, según la orientación filosófica de las distintas Obediencias.
Para nosotros monograma de Generación: El Templo se construye con la ayuda de Piedras vivas y su edificación se prosigue según las leyes de la Filosofía. Esta nos enseña cómo se desarrollan los seres vivos que proceden de un germen y que cuando mueren se transforman en otra fuente de energía. Nada desaparece, todo se transforma.
Es necesario conocer y entender estos fenómenos para descifrar el misterio de la vida, para poder participar en la construcción Universal. En el Tai Kih. Símbolo fundamental de la cosmogonía y de la filosofía china:” un círculo encierra una dualidad que representa el Principio generador del Universo y de todo lo que existe”.
“ La generación existe por doquier, todo tiene su principio masculino y femenino, la generación se manifiesta en todos los planos”. La generación se manifiesta en todo, estando siempre en acción los principios masculino y femenino. No solo en el plano físico, sino que también en el plano mental y espiritual. Con nuestra mente estamos continuamente creando y generando impulsados por nuestro espíritu. En el mundo físico este principio se manifiesta como sexo para procrear y en los planos superiores toma formas más elevadas, pero siempre subsiste el mismo principio. Obra siempre en el sentido de generar, regenerar y crear en forma pura. Cada Ser contiene en sí mismo todos los elementos para generar luz y creación.
Gravitación: Es la fuerza esencial que rige el movimiento y el equilibrio de la materia. Rige los movimientos de la tierra y de todos los cuerpos celestes. Rige todo el mundo físico, es en el dominio moral la fuerza sin la cual los materiales vivientes del edificio masónico se separarían.
El A.:M.: pasa a ser C:., cuando se hace apto para tomar parte en el trabajo común, asociándose no solo por el corazón, sino también por el espíritu.

El pensamiento permanece estéril si no es fecundado por el amor. Es necesario desarrollar las facultades afectivas para cumplir mejor con la ley soberana que aproxima las almas y las gobierna a la manera de una misteriosa gravitación, que repercute en nuestra personalidad. Los polos iguales se atraen, el bien con el bien se fortalece; la maldad por la maldad misma se destrulle.
Todo se manifiesta en un determinado movimiento de ida y vuelta; un flujo y un reflujo, una oscilación pendular entre dos polos que existen. Hay siempre una acción y detrás una reacción, un avance y un retroceso, un ascenso y un descenso. Rige para todo el Universo, mente, energía y materia. Se manifiesta de igual forma en la creación como en la destrucción; en el progreso como en la decadencia de las sociedades, en la propia Vida, en todo y finalmente en los estados mentales del Hombre. Se sostiene por parte de los Hermetistas que es posible escapar a los efectos de este principio mediante el desarrollo de métodos para contrabalancear y neutralizar los mismos dentro de la mente. Podemos pasar de una situación penosa a una positiva. Los cuadros negros no deben ser absolutos, siempre tocamos uno blanco, siempre tenemos alguien cerca, para ayudar o ser ayudados por él. Siempre hay una luz al final del túnel.
Geometría: Por fácil que pueda parecer al Obrero el tallado de la Piedra Cúbica; le es imposible trabajarla si no es capaz de resolver algunos problemas de geometría. Esta ciencia ha sido en tiempos antiguos muy importante para los Masones que veían en ella la teoría racional y filosófica en parte de su Arte.
Su estudio no solo se limitaba a la medida de las diferentes superficies y variedad de sólidos, debía también instruirlos sobre los misterios de la construcción Universal.
Era una geometría esencialmente iniciática, cuyos teoremas se aplicaban a la filosofía. Pitágoras los ponderaba y Platón estaba convencido de que solamente los iniciados en el Segundo grado podrían comprender el alcance de estas enseñanzas,…razón por la cual escribió en la Puerta de su Escuela “Nadie entra aquí si
no es geómetra”.
Esta misma Geometría trascendental proporcionaba a la Masonería la llave del supremo esoterismo. Hoy día nos inclinamos más a su concepto de ciencia que a lo sagrado , ya que lo sagrado nos está mostrando una unidad inexplicable, mientras la +

ciencia transita por lo demostrable y evolutivo y principalmente en lo diverso de la dinámica del pensamiento que configura un importante tema que el C.: M.: debe ir explorando.”Como arriba es abajo, como abajo es arriba” expresando un paralelismo con este monograma. Existe una correspondencia entre las leyes y fenómenos de los estados del Ser y de la vida, que nos puede ayudar a resolver varios problemas y secretos de la naturaleza. De igual manera que el comprender los principios de la geometría habilita al Hombre a medir diámetros y orbitas y trazar planos, este principio lo habilita para razonar inteligentemente entre lo conocido y lo desconocido. Se sostiene que “estudiando el gesto se llega a comprender al espíritu”.
Genio: Es la inteligencia humana brillante con su más viva luz. El hombre que está dotado de ella, debe utilizarla para guiar al prójimo en la vía de la justicia y la verdad. El C:. que desde un punto de vista espiritual logra realizar sus trabajos, comprende que ahora ya no trabaja en forma aislada. Se sobrepasa en lo que emprende como si hubiese recibido a una musa inspiradora. Esto gracias a la colectividad que sobre todo individuo se internaliza y que logra que éste entre en correspondencia afectiva con ella. No solo basta con pertenecer a la Franc-Masonería
en cuerpo, solo cumpliendo con los trazados que se le indican en Logia; es necesario entregarse en espíritu. “No seremos verdaderos Obreros de la gran obra, sino cuando nuestra entidad intelectual y moral vibre al unísono con la gran alma de la Franc-Masonería. Cada uno de nosotros debe aspirar al Genio, que bajo una forma u otra, no puede dejar de ser la herencia de un C.:”. Max Heindel escribió: “ No importa lo que el mundo diga de nosotros, pues sus palabras carecen de poder intrínseco para herirnos; es nuestra propia actitud mental hacia sus desplantes la que determinará el efecto de sus palabras en nosotros, para el bien o para el mal. Aquel que espera avanzar y progresar espiritualmente debe cultivar el equilibrio, pues sin él el cuerpo de deseos correrá a la desesperación o se congelará, según la naturaleza de las emociones causadas por las relaciones con los demás, sea inquietud, ira o miedo” “Nada está inmóvil, todo se mueve, todo vibra”. Un principio milenario que cuenta con total vigencia y es demostrado científicamente con cada nuevo descubrimiento. Este principio explica las diferencias entre las diversas manifestaciones de la materia, de la fuerza, de la mente y aun del mismo espíritu, las cuales no son sino el resultado de los varios estados vibratorios. Desde el Todo, que es puro espíritu, hasta la más grosera forma de materia, todo está en vibración. La vibración crea energía, elbien vibra mucho más que el mal. Nuestros sentimientos y acciones crean energía que nois rodea y nos repercute.
Gnosis: C.:M.: es sinónimo de asociado. No se podría ser compañero sin tener compañeros de tareas y sin edificar con ellos una unión espiritual. Esta unión obra sobre el individuo de manera tal que la luz que se genera en la colectividad repercute en cada intelectualidad individual en el grado en que esta se halla hecho receptiva. Todo H.:M.: se beneficia de esta forma de una iluminación que le permite comprender el gnosticismo, es decir el conocimiento de todo espíritu que haya sabido penetrar los misterios de la iniciación. Estos son inexpresables, deben ser descubiertos por cada quien para poseerlos. El gnosticismo solo se adquiere mediante la meditación personal, sobre los múltiples símbolos en los cuales deberemos encontrar su más profundo significado para que nuestro entendimiento se ilumine de radiante

comprensión. “Entonces, poseyendo el Gnosticismo, nos será posible afirmar que conocemos la letra G.
El Grado de C.:M: simboliza el estudio del hombre y la manera de educarle para que conozca sus deberes y derechos, para que sepa emplear todos los recursos de que le dotó la naturaleza, ser libre de la esclavitud de los instintos y vivir por la inteligencia; de aquí el nombre de iniciación perfecta que le daban los antiguos iniciados. “Es al pie de la Obra donde se conoce al Masón, y por su modo de trabajar como se confirma el C.:”.
La finalidad de este grado radica en que el C.:, utilice eficazmente todas sus facultades naturales y el modo de utilizarlas, desarrollándolas y perfeccionándolas, tanto física como mentalmente.
El C.:, pasa de la práctica a la teoría para dirigir y vigilar a los A.: y auxiliar a los M.:, porque un C.: hábil será sin duda alguna, un excelente M.: M.:.
La meta de los C.•.M.•. es liderar y actuar con su empeño personal en torno al logro de la felicidad humana , con el concurso de la verdad, de la belleza, del bien y , sobre todo , del trabajo fecundo y de máxima calidad.
El liderazgo no se trata de rangos, privilegios o títulos; se trata de responsabilidad para lograr ascendencia. El liderazgo no es una condición mística reservada para unos cuantos elegidos, ni mucho menos un gen con el que se nace; es lo que el C.•. M.•. debe conseguir ser : Principio, Camino y Meta. El C.: debe ser un estudiante aplicado, un ejemplo de subordinación y respeto a nuestras leyes y un modelo de moralidad y virtud, para que más tarde, pueda servir de guía a quien le tienda la mano en demanda de auxilio material o intelectual.
El C.: M.: William Pollard, empresario y filántropo estadounidense, en una ocasión se dirigió a un público diciendo: “Por favor, podrían ponerse de pie los líderes? No el presidente ni la persona con el título más distinguido, sino el modelo a seguir. No el que cobra el sueldo más alto, sino el que asume los riesgos. No el que tiene el auto más grande y la casa más lujosa, sino el que sabe servir. No el que se promueve a sí mismo, sino el que promueve a otros. No el que toma, sino el que da. No el que habla, sino el que escucha.”

Nuestra Institución Masónica está regida por valores como es la voluntad en la realización de acciones justas, tendientes a igualar las condiciones de vida y derechos de Hombres y Mujeres todos. Define los valores humanos, mediante el continuo perfeccionamiento de nuestra obra interior. No manda ni sugiere directamente que debemos hacer, pero si demanda y necesita fundamentar una ética y moral en los distintos ámbitos de la vida social, permitiendo la formación de hombres y mujeres de bien que sean buenos ciudadanos, padres y madres y en general en lo que aspiren ser.
Como Francmasones hemos recibido las herramientas simbólicas para trabajar con ética y moral nuestra evolución y perfeccionamiento interior.
En esta Obra continua que hemos prometido realizar, tendremos siempre presente e incesante nuestra voluntad y fuerza representadas por el mazo y cincel, y el compás y escuadra que nos darán soporte en la continua medición y comparación de nuestros actos para su constante mejora en pos de la realización de la gran obra de conseguir una Humanidad más justa, libre y fraterna.
Los Francmasones, aprendemos que la moral y la caridad siempre han de estar unidas; y de nuestras buenas acciones y ejemplos nos convertiremos en ejemplos para nuestros semejantes, es así que manteniéndonos siempre íntegros y útiles, aunque vivamos en el tiempo nuestra obra será recordada y edificada más allá de él.
El fin de la Francmasonería entonces, es ayudar a sus hijos a tener más claro el concepto de sus deberes con sus H.:H.:. y semejantes dentro y fuera del Templo, mediante un misticismo moral que promueve el ejercicio de sus facultades espirituales. Les invita a mejorar y enaltecer su conducta en la considerada práctica de la fraternidad, permitiendo que cada Hermana o Hermano añadan a sus convicciones cuantos adornos les parezcan buenos, auténticos y bellos. Teniendo siempre presente el respeto a las creencias, opiniones e ideales de sus semejantes.
La propuesta Moral de la Francmasonería puede ser explicada como una recta conducta fundada en la valía moral, iluminada por la verdad, enfervorizada por un espíritu fraternal, enternecida por la belleza y ocupada en el servicio de las mejores causas al tiempo que reverente y juiciosa, sostén de nuestra búsqueda espiritual.
La idea de la Francmasonería es que el orden moral contiene como en el mundo profano, ley orden y belleza en el cual la obediencia significa lograr libertad y estabilidad; fundamento del respeto de la vida humana en todos sus aspectos. Libertad no libertinaje. Lenin una vez se refirió al significado de la libertad expresando: “La libertad es un bien tan preciado, que debe ser racionado” Aunque no aplica a nuestra Sociedad lo que realmente significó para él esa expresión; La libertad debe estar establecida dentro de un orden de respeto y defensa de los derechos de todos.
La Logia simboliza el Mundo en que el hombre vive, sobre un tapiz de noches y días, de alegrías y tristezas, de aciertos y error, abrigado por el firmamento en el cual brilla flamígera su guía y en el centro un altar de promesas a las que deberá aferrarse en pos de su concreción y guarda. Es la idealización de un Mundo perfecto al que todos esperamos arribar algún día.
La iniciación es nuestro nacimiento de las tinieblas de la ignorancia a la luz de la Fe moral y espiritual, de un mundo físico y profano a otro moralmente humano. Es nuestra tarea ahora la de perfeccionarlo para lograr ese ideal Masónico. En ese Camino me encuentro, paso a paso.
Ha sido mi palabra.
C.:M.: Daniel Cáceres.