martes, 25 de junio de 2013


LOS CUATRO ELEMENTOS INICIATICOS
LOS 4 ELEMENTOS
LOS 4 ELEMENTOS

por Q.H. Edgardo Atilio Ramini M:.M:.

Logia Río de la Plata, Or.de San José, G.L.del Uruguay

Desde muy temprano en nuestra educación profana recibimos, una gran información sobre la tierra, el aire, el agua y el fuego, (hasta en propaganda publicitarias desde una conocida marca de champú,hasta un agua mineral).-Conocemos sus propiedades químicas y físicas, nos preocupa a nivel mundial la contaminación producida por el hombre, los cambios en los eco-sistemas, conocemos sus propiedades que ayudan al hombre en su vida cotidiana, como a la vez los efectos de destrucción que estos elementos producen, cuando la madre Naturaleza se irrita,( incendios, tornados, terremotos, inundaciones, etc).-

Actualmente los científicos pueden predecir estos fenómenos atmosféricos, estudian la composición de cada uno de los elementos, llegan hasta descubrir vestigios de agua en otros planetas, hoy en día manejamos la ciencia y la tecnología, conocemos los últimos adelantos, pero como dice Jung “toda la energía que, el hombre moderno invierte hoy en la ciencia y en la técnica, era la misma que el hombre antiguo consagraba a su mitología”

Podemos con un poco de facilidad imaginarnos lo que sería de la vida de los primeros seres humanos sobre la Tierra, sus primeros alimentos, el mas elemental instinto de conservación, fueron hierbas, frutos silvestres y raíces; su vivienda o mejor dicho su primer refugio; su primera arma; su instinto de comunicación.-

Wittington Cox[i][1], nos dice :”Antes que el hombre pudiera hablar y razonar inteligentemente, la masonería le enseñaba los misterios de la vida por medio de símbolos, el lenguaje más antiguo de todos”

Ellos, en su cultura primitiva, notaron una gran influencia poco menos que decisivas en las fuerzas de la Naturaleza, y así en las sucesivas culturas posteriores es el estado espiritual el que determina las decisiones humanas.- Y gracias a esa adaptación de las fuerzas naturales, el hombre llega a un mayor conocimiento de las mismas, dando surgimiento a una espiritualidad a esas fuerzas naturales.-

“El hombre entra en conocimiento de lo sagrado porque se manifiesta, porque se muestra como algo diferente por completo de lo profano”[ii][2]

La Constitución de Anderson remonta el origen de la Mas.·. al inicio de la Humanidad desde Adán y Eva3; otros autores le dan diferentes orígenes, pero todos reconocen a la Masonería como un peculiar sistema de moralidad, velado en la alegoría e inculcado e ilustrado por medio de símbolos.-

Existen cuatro elementos que pueden revestir un aspecto sagrado, en función de la fe de un pueblo determinado y de su mentalidad hereditaria.-Los cuatro elementos : tierra, agua, aire y fuego, que constituyen los modos fundamentales de la manifestación sensible, están casi en

todas partes –excepto en el mundo moderno y racionalista — impregnados de una cualidad sagrada.-Desde este punto de vista, la tierra es ilimitada, el aire es inasible, el fuego es por naturaleza de una pureza inviolable, el agua como elemento de purificación por su limpieza y claridad.-

Aquí se imponen algunas observaciones, éstos no tienen evidentemente nada que ver con lo que se designa con el mismo término en la química moderna; los “elementos”, en el sentido tradicional representan los modos de manifestación, con los que la substancia de la que el mundo está rodeado, se comunica con nuestros cinco sentidos; son respectivamente los modos sólido, líquido, volátil e ígneo.-

Estos cuatro “elementos” son los modos más simples de la materia en el orden cósmico.-Transpuestos al microcosmo humano, son también la imagen más simple de nuestra alma, que, como tal es inaprensible.-

Entre los años 493-434 a.de EV.·., Empédocles llega a la conclusión filosófica que la Naturaleza tiene en total cuatro elementos o “raíces”, y las llamo tierra, aire, fuego y agua,

Jung denomina Inconsciente Colectivo a aquellos símbolos que se hacen como referencia a elementos psíquicos : esa Magna Mater del que ha salido nuestro ego o yo consciente, a modo de isla en el océano, isla que a lo largo de la vida tiene que asentarse firmemente, como en el mito de Letona, con cuatro grandes pilares, que son los cuatro elementos (tierra, aire, fuego y agua), o por decirlo en términos psicológicos, las cuatro formas básicas de desarrollo de una consciencia plena, (las funciones psíquicas de intuir, percibir, pensar y sentir) que, en su punto ideal, deben estar usándose al mismo tiempo y dándoles conscientemente el mismo valor, lo cual es muy difícil de realizar cotidianamente.-

Podemos realizar una interpretación hermética de algunos términos utilizados en la Mas.·.; el Azufre, responde al Venerable; Mercurio al 1er Vig.·., la Sal al 2do Vig.·. el Fuego al Orador; el Aire al Secretario, el Agua al Hospitalario y la Tierra al Tesorero.-Se encuentran aquí los tres principios y los cuatro elementos de los alquimistas.-

La Masonería como institución simbólica y esotérico, ha incorporado para sí, las doctrinas y tradiciones iniciáticas y místicas de origen o descendencia diferente4; por ello si profundizamos en el origen de la Ceremonia de Iniciación, se puede notar en el mismo una mezcla de ritos comunes a otras tradiciones, como motivos mitológicos y ciencias antiguas.-

La Ceremonia de Iniciación, para su estudio la podemos esquematizar en cuatro partes diferenciadas de un Todo :

1) El Cuarto de Reflexiones.-

2) Los Viajes.-

3) Las Purificaciones.-

4) Los Juramentos.-

1) El Cuarto de Reflexiones

Viaje al Centro de la TIERRA

En este Gab.·. no habrá más muebles que un taburete y una mesita con los útiles para escribir, una bujía encendida; un pan y un vaso de agua.-

En la Pag 31, el Ven.·.M.·. dice :”El Gab.·. de RRef.·. donde habéis estado, apartado de la luz del día, simboliza el viaje al centro de la Tierra, a donde se desciende para el reposo eterno, pero donde se refugian también las fuerzas de la naturaleza y desde donde se surge a la plenitud de la vida.-”

El punto central, misterioso y remoto es que para llegar a el se impone un descenso que bien podría interpretarse como un regreso a la madre tierra o a los infiernos.-

Bien podemos considerar a este descenso como un viaje iniciatico, este mito del viaje hacia el interior de la Tierra, es utilizado por muchas civilizaciones en un pasado muy lejano, el relato más antiguo que se conoce es el de la diosa sumeria Iananna6, mas o menos hace seis mil años.-Iananna desciende a los infiernos en busca del grano de trigo perdido, este mito pasa a Grecia donde se transforma en Demeter y luego inivitablemente nos lleva a los misterios de Eleusis.-

No solo en la Mas.·. encontramos este proceso, los arabes eligieron como símbolo de la iniciación al cielo y al infierno, del que volvían con experiencias renovadoras místicas.-

Orfeo tambien desciende al Hades, pero en busca de su amada Euridice.-

Otro símbolo que suele referirse a la tierra es la caverna, Rene Guenon7 dice “…Estas ideas se refieren al centro, en cuanto punto más interior, al secreto, el lugar donde se realiza la iniciación.-”

Muerte y resurrección, nacimiento virginal, nacimiento desde uno mismo.-Ese es sin duda el tema, recordemos el orfismo : nuestra parte de tierra debe decrecer para que nuestra parte celeste aumente.-

El elemento o raíz Tierra, es la imagen primordial de la Madre.-Esta imagen Madre-Tierra se encuentra por todas las civilizaciones, bajo formas y variantes innumerables.-Es la Terra Mater o la Tellus Mater de las religiones mediterráneas, que da vida a todos seres.-

En el himno homérico, esté le canta “a la Tierra, madre universal de sólidos cimientos, abuela venerable que nutre sobre su suelo todo lo que existe… a ti te corresponde dar vida a los mortales, así como quitárselas…”

Esquilo, glorifica a la tierra “que pare a todos los seres, los nutre y despues recibe de nuevo al germen fecundo”.-

De este elemento sólido, la tierra, la Masonería lo toma como un elemento de reflexión, donde el candidato a la iniciación muere, simbólicamente, para la vida material, para así poder ascender a la vida espiritual eterna, y pode decir con convicción, la muerte no es un fin.-8

Esta prueba esta muy íntimamente ligada con la persona, este se ha transformado, la preocupación principal de esta prueba es demostrar que el hombre tiene un camino certero para su destino, que es la reintegración de si mismo a una búsqueda de distintas formas, de romper con los lazos y dogmas del pasado, y así su estructura del pensamiento comienza a encontrarse a sí mismo.-Paracelso afirmaba : “el candidato a la iniciación se sitúa antes de su nacimiento biológico en la noche cósmica, a fin de participar de su segundo nacimiento”9

El profano ha pasado la prueba, ha descendido al fondo de la Tierra, se ha reecontrado consigo mismo, ya ha levantado una punta del velo iniciatico, ahora es un neófito.-El neófito que proviene del griego neophutos; que significa propiamente dicho recién nacido.-

El neófito, ahora comienza a traspasar las puertas del Templo, no hablaremos de los simbolismos que todo esto conlleva, pero nos referiremos,al acto de purificación que se realiza en cada Viaje, para así ser Iniciado como Aprendiz Masón.-

La purificación, aplicada a la humanidad tiene una doble acepción; empleada con respecto al cuerpo y con respecto al alma10 .-

En la religión griega la noción de pureza e impureza es previa al pensamiento moral y filosófico.-Este fenómeno no era exclusivo de los griegos, sino de todas las civilizaciones antiguas.-

En Eleusis, por ejemplo, las purificaciones eran varias, pero la que nos interesa más era la que consistía en pasar de las tinieblas a la Luz.-

Habitualmente lo impuro proviene de la tierra, lo opuesto a Dios.-En la Mas.·. el fuego purifica nuestro espíritu y el agua nuestro cuerpo.-No olvidemos que antes de recibir las purificaciones pasamos por la tierra, donde tuvimos contacto con la muerte.-

2.- Los Viajes

Primer Viaje “Purificación por el Aire”

Simbólicamente se considera el aire y el fuego activos y masculinos, mientras que el agua y la tierra, pasivos y femeninos.-

El aire es asociado fundamentalmente con tres factores; el hálito vital, creador y, en consecuencia, la palabra (recordemos que al Sec.·. de la Log.·. se le representa con el aire); el viento de la tempestad, ligado en muchas mitologías a la idea de la creación y al espacio como ámbito de movimiento y de producción de procesos vitales11.-

Según Nietzsche, “el aire es una especie de materia superada, adelgazada, como la materia misma de nuestra libertad”.-

El Neófito que acaba de subir de las profundidades donde su espíritu se encontró en presencia de sí mismo, recibe la primera purificación, la del Aire, es recibir luego de su “muerte iniciatica” el soplo vital para volver a nacer, durante su viaje ha pasado por las tempestades, el granizo, y se hace un silencio profundo cuando se lo purifica.-

Es un emblema de la vida humana, aquel que vino desde el interior de la tierra escala hacia el cielo, y desde allí esta preparado para una nueva purificación.-

El neófito recibe el hálito vital, la creación y su nuevo lugar dentro de la escala inicíatica, para prepararse a nuevas purificaciones.-

Segundo Viaje “Purificación por el Agua”

No solo encontramos a este elemento en la Biblia, sino también en varias leyendas de la humanidad, como símbolo, en el lenguaje jeroglífico egipcio, se la asignaba una forma ondulada de pequeñas crestas, según la tradición hermética, el dios Nou fue la sustancia de la que surgieron todos los dioses de la primera enéada, los chinos han hecho de las aguas la residencia especifica, a causa de que todo lo viviente procede de la misma.-

Un mito, o leyenda, encontrada en muchas civilizaciones, nos habla del Diluvio, en la biblia, como en leyendas, tales como la de Gilgamesh, en el cual se relata como el dios Bel (señor de la Tierra), solicita para los hombres un terrible diluvio, pero EA, el dios del mar, avisa al rey Ut, y ese se salva en una “gran barca”, este relato babilonio, casi similar al hebreo, se puede presumir que el gran diluvio es la representación de la muerte a la que ningún hombre puede sustraerse.-

Sería demasiado largo enumerar todos los mitos, leyendas, costumbres en los que el agua aparece como una imagen o reflejo del alma.-La idea de que el alma pueda puede reconocerse a si misma contemplando el agua –encontrando en su juego la animación de la vida, en su inmovilidad un alivio y en su transparencia la pureza.-

Las cosas han nacido del agua, la vida se ha formado en ella; también del fuego, del aire y de la tierra, de los animales y de las piedras puede ella proceder, pero sobre los tres antiguos elementos, se áventaja el agua en el concepto mitológico del universo, pues es ella el elemento productor, creador y fecundo.-

Ser purificados por el agua, es el retorno a lo preformal, con su doble sentido de muerte y disolución, pero también de renacimiento y nueva circulación en la vida, en esta purificación el hombre nuevo aparece, limpio de su viaje, en su forma exterior e interior.- (En cuerpo y en alma).-

Tercer Viaje “Purificado por el Fuego”

Al finalizar este viaje, el neófito es purificado por el Fuego, este elemento también proviene su simbolismo desde los mas remotos tiempos, el hombre al descubrir el Fuego, pudo ahuyentar a los “malos” espíritus de su habitab, ya comenzo a calentar su cuerpo y su comida.-

Los chinos utilizan una tableta de jade rojo, Chang, que se emplea en los ritos solares y simboliza al Fuego; en los jeroglíficos egipcios el fuego esta asociado a la idea de vida y salud (calor en el cuerpo), los alquimistas lo consideran como un “agente de transformación” pues todas las cosas nacen del fuego y a él vuelven.-

Para los pueblos primitivos el fuego es un demiurgo y procede del sol, es su representación sobre la tierra, por esto se relaciona con el rayo y el relámpago.-

Varios autores, relacionan muchos ritos en que las antorchas, hogueras, ascuas y aun cenizas, como magia imitativa destinada a asegurar la provisión de luz y calor, y además como finalidad purificadora y destructiva de las fuerzas del mal.-12

El fuego como agente destructivo y de renovación se lo encuentra en varias literaturas desde los Puranas de la India al Apocalipsis, para los alquimistas es un elemento que actua en el centro de toda cosa, Paracelso establecía la igualdad del fuego y de la vida, ambos para alimentarse, necesitan comer vidas ajenas.-