viernes, 28 de junio de 2013

El investigador gibraltareño destaca que los principios del masón son el amor fraterno, con tolerancia y respeto a las opiniones de los demás; el alivio, practicando la caridad con todos, y la verdad.

"La masonería llega a España por los puertos de Cádiz y Gibraltar"

El investigador gibraltareño Keith Sheriff disertó en el Ateneo sobre la masonería y su futuro
Emilio López Cádiz



Keith Sheriff, miembro del Centro de Estudios de la Historia de la Masonería y venerable maestro de la logia 'San Juan' de Gibraltar, afirma que "la masonería llegó a España por los puertos de Cádiz y Gibraltar, fueron comerciantes y marinos los que la trajeron, extendiéndose luego por los del Mediterráneo y después por los atlánticos para cruzar la otra orilla atlántica".


Asimismo señala que actualmente hay seis millones de masones en todo el mundo, dos millones residentes en los Estados Unidos, 250.000 en Inglaterra, 150.000 en Escocia y 5.000 en España. En Gibraltar son 700 y en la provincia de Cádiz ascienden a 50, repartidos en las logias de Cádiz, El Puerto y Algeciras, aparte de la que existe en la Base de Rota y que integran norteamericanos.

Al respecto indica que entre los años 1868 y 1936 el 35 por ciento de las logias de toda España se repartían entre Cádiz y el Campo de Gibraltar, pero tras el paréntesis de la guerra ciivl y el franquismo la masonería no volvió a ser legalizada hasta el 19 de mayo de 1979, por el Gobierno de Adolfo Suárez, y empezaron a reorganizarse las logias, siendo en 1982 cuando la de Inglaterra reconoció como primer gran maestro al catalán Luis Salat Gusils, ejerciendo como intermediara la de Gibraltar.

Diez años después nació en Cádiz la logia 'La Constitución', a la que siguieron las de Sevilla y Algeciras. "La masonería sin democracia no existe", indica.

El venerable maestro de la logia 'San Juan' destaca que "la masonería siempre ha luchado contra la ignorancia, que para algunos es su arma principal, por eso nos han vendido como una mafia".

También rechaza que sea contraria a la religión católica y pone como ejemplo que ya en 1789 unos católicos genoveses que vivían en Gibraltar, entre ellos el banquero Juan Arengo, que fuera cónsul español en Gibraltar, y venerable maestro de la logia 'Friendship', está enterrado en la Catedral gibraltareña.

Por el contrario destaca que para ser reconocida por la Gran Logia de Inglaterra, que es la madre de todas las demás, aunque no tenga poder sobre ellas, se exige creer en un ser supremo, además indica que en las reuniones no se permite discutir sobre temas de política o religión.

El investigador destaca también que la logia 'San Juan', que data de 1727 y de la que es venerable maestro sigue utilizando el español en sus rituales, ya que en 1945 la Gran Logia inglesa se lo impidió por considerar que estaban muy politizados, pero la prohibición cesó en 1956, por la mediación del entonces gran maestro del distrito masónico del Peñón, Antonio Mena, que había nacido en Estepona.

Durante ese tiempo la logia no llevó a cabo ni iniciaciones ni otros grados, como silenciosa protesta.