jueves, 27 de junio de 2013

 ÓCTUPLE NOBLE SENDERO

En el sermón de Benarés, tras su iluminación, Buda expuso las cuatro Nobles Verdades y el Óctuple Sendero, que dicen así:

1. La primera Noble Verdad: (El Sufrimiento) La naturaleza de la vida es sufrimiento. Ésta es la Noble Verdad del Sufrimiento. El nacimiento es sufrimiento, la vejez es sufrimiento, la enfermedad es sufrimiento, la muerte es sufrimiento, asociarse con lo indeseable es sufrimiento, separarse de lo deseable es sufrimiento, no obtener lo que se desea es sufrimiento, no tener halagos y reconocimientos es sufrimiento. En breve, los cinco agregados de la adherencia son sufrimiento.

2. La segunda Noble Verdad: (Origen del Sufrimiento) tiene que ver con el Deseo o "sed de vivir" acompañado de todas las ambiciones, pasiones y apegos que son “Origen del Sufrimiento”. El deseo produce nuevos renacimientos que acompañados de placer, pasión y del ego, encuentra siempre deleites, ahora aquí, ahora allí. Es decir, el deseo de halagos, placeres sensuales, y el deseo por la existencia y por la no existencia.

3. La tercera Noble Verdad: (Cesación del sufrimiento), es alcanzar el “Nirvana”, la Verdad absoluta, la Realidad última. Es la total extinción y cesación del deseo, la liberación del mismo, su abandono, su descarte, la no apetencia, ni dependencia.

4. La cuarta Noble Verdad: (Experiencia del Nirvana) es el Sendero que conduce a la “Paz Interior”, desaparición del dolor, cesación del Sufrimiento. Esta noble verdad comprende al Óctuple Sendero.

El Óctuple Noble Sendero comprendido en la Cuarta Noble Verdad es el Sendero Medio, llamado así por evitar los dos extremos, tanto la búsqueda de la felicidad a través de los placeres, como la penitencia de uno mismo con el sufrimiento.

1. Recta Intención: la Sabiduría implica el recto pensamiento con un correcto propósito. La Recta Intención está comprendida en las Cuatro Nobles Verdades, en la comprensión de la “Ley de Causalidad” y en la comprensión de la impermanencia inmersa.

2. Recto Pensamiento: es pensar con desapego, renunciamiento y no violencia. Es pensar con Amor, con Sabiduría. Es evitar pensamientos de apego, rencor, malevolencia, odio y violencia. Es apartarse de la ignorancia.

3. Recta Palabra: es abstenerse de emplear formas de lenguaje erróneas y perniciosas, de hablar negligentemente, de mentir, difamar, calumniar o dañar a otros, y cultivar las palabras amistosas, benévolas, agradables, dulces, significativas y útiles.

4. Recta Acción: es cultivar una conducta moral honorable, inofensiva y pacífica, absteniéndose de causar daño, de matar, de robar y de alimentar el ego, renunciando a relaciones sexuales ilegítimas y de llevar a cabo tratos deshonestos.

5. Rectos Medios de Vida: significa ganarse la vida de forma honrada, irreprochable e inofensiva, con honor, evitando cualquier profesión que pueda ser nociva de alguna manera para otros seres vivientes.

6. Recto Esfuerzo: implica los cuatro siguientes esfuerzos: impedir el surgimiento de pensamientos malos; controlar los pensamientos malos ya surgidos en la mente; cultivar y sostener las buenas intenciones y los buenos pensamientos ya surgidos.

7. Recta Atención: implica los Cuatro Estados de Atención Mental: Prestar diligente atención al cuerpo; Prestar diligente atención a las sensaciones y emociones; Prestar diligente atención a las actividades de la mente; Prestar diligente atención a las ideas, pensamientos y concepciones de las cosas.

8. Recta Concentración: es la disciplina que nos conduce a las cuatro etapas de absorción. En la primera etapa se abandonan los deseos y pensamientos desordenados e deshonrosos y se controla la mente inferior. En la segunda, ya desaparecida la actividad mental, se desarrolla la tranquilidad y la "fijación unificadora de la mente superior". En la tercera surge la ecuanimidad consciente. En la cuarta, desaparecen todas las sensaciones, tanto de dicha como de desdicha, de alegría y de pesar, “El Nirvana”.

Este Noble Óctuple Sendero puede ser seguido, practicado y desarrollado por cada individuo. Es disciplina corporal, verbal, emocional y mental. Se trata de un Sendero que conduce a la aprehensión de la Realidad última, de la sabiduría, al logro de la liberación, y evolución espiritual.