domingo, 15 de marzo de 2015

LOS BRINDIS DE ORDENANZA


LOS BRINDIS DE ORDENANZA

El Maestro de Ceremonias o en su defecto otro Hermano experimentado, deberán dirigir los brindis tradicionales de las Mesas Blancas y Agapes. Se harán en la siguiente forma:
Antes de iniciarse el servicio, todos los presentes deberán haber llenado sus copas. El M de CC invitará a todos los presentes a ponerse de pie y levantado su copa dice: “Por el Presidente del de…, su familia y la Francmasonería”.
Todos los presentes de pie levantan su copa y dicen Salud! (En Israel la palabra empleada es “Lejáim!, que significa por la vida).
M:. de CC:. :” Rogamos tomar asiento al Gr:.M:. y a todos los invitados que no sean masones”. (El brindis se hace aunque esté ausente el Gr:.M:.).
“Por el Serenísimo Gran Maestro de la Gran Logia del Estado de Israel , el Muy Respetable Hermano… y su familia”. Los HH responden “Lejáim”.
M: de CC:. :” Todos los presentes de pie, salvo los Oficiales de la Gran Logia”
“Por los Oficiales de la Gran Logia del Estado de Israel y sus familias”.
Todos los presentes responden “Lejáim”.
M: de C:.: “Invito a tomar asiento al V:.M:. de nuestra Logia”.
“Por el Venerable Maestro de la R:.L:.S:. LA FRATERNIDAD, el V:.H:. …… y su familia”.
Todos los presentes responden “Lejáim”.
M:. de CC:. : “Invitamos a ponerse de pie al (a los) nuevo(s) Q(Q):.H(H):. Aprendiz (ces)(o Compañero(s), (o quien sea el homenajeado).
“Por el (los) recién iniciado(s) (o Compañero(s), u homenajeado, los Q(Q):. H(H):. …
Todos los presentes responden “Lejáim”.
M:. de CC:. : “Invitamos a tomar asiento a las damas e invitados.”
“Por las damas e invitados!”
Todos los presentes responden “Lejáim”.
LA PLEGARIA DEL GUARDIAN
Se pronuncia al finalizar la Mesa Blanca (o el Agape). La denominación de este brindis tiene su origen en la costumbre de que el mismo es pronunciado por el Guardián Externo. Sin embargo la costumbre ha impuesto que el mismo pueda ser ofrecido por el M:. de CC:. (Que ofreció los anteriores) o por otro Hermano designado por el V:.M:.
Todos los presentes permanecen sentados mientras se pronuncia el brindis:
“Por todos los Masones esparcidos por la faz de la tierra, que se encuentren en peligro o en el cautiverio. en tierra, en el mar o en el aire, que el G:.A:.D:.U:. Tenga piedad de ellos y los conduzca del peligro a la seguridad y del cautiverio a la libertad, hacia su patria y su hogar, si tal es su deseo”
Todos los Hermanos (sólo ellos) se ponen de pie, y levantando su copa dicen: “Por todos los Masones esparcidos por la faz de la tierra!”.