miércoles, 17 de septiembre de 2014

El Desarrollo del R:. E:. A:. y A:. en USA
Por Iván Herrera Michel. 33º

Al observar el paisaje del Rito en Estados Unidos hay que partir necesariamente de la base de que los Grados Escocistas del mismo son una particularidad histórica francesa y no norteamericana, y que a pesar de tener su Simbolismo una etiqueta común son de un origen y una naturaleza diferentes a la de los altos grados.

El sistema que aparece en Estados Unidos en 1801 y se implanta en Francia en 1804 es solo una nueva versión de la vieja Masonería de Perfección de 25 Grados conocida en Francia desde comienzo de los años 1760. Fruto del crisol francés del siglo XVIII.

Prueba de ello, es que de los once Grandes Inspectores que fundaron el Supremo Consejo del Sur de Estados Unidos en 1801 solo uno había nacido en Norteamérica, Isaac Auld, los otros diez eran extranjeros John Mitchell, Frederick Dalcho, Abraham Alexander, Emanuel De La Motta, Thomas Bartholomew Bowen, Israel De Lieben, el Conde Alexandre Francois Auguste de Grasse, Jean Baptiste Marie Delahogue, James Moultrie, y Moses Clava Levis. Entre ellos encontramos inmigrantes nacidos en Londres, Praga, Irlanda, Francia, Escocia y Polonia. Y en cuanto a la religión que practicaban cinco eran protestantes, cuatro judíos y dos católicos romanos.

Debemos reconocer, en honor a la verdad, que no es caprichosa la posición del Supremo Consejo del Sur de USA, en cuanto se refiere a la extensión del R:. E:. A:. y A:.. Ella surge de la adaptación y conciliación en Norteamérica de las líneas Masónicas británica (Hannoveriana) y francesa (Jacobita y jacobina) a lo largo de los siglos XVIII y XIX, en donde muy pocas Grandes Logias practican los tres primeros Grados de ese Rito, a excepción de las de New Orleáns y otros pocos estados de influencia histórica francesa. Veamos en resumen los dos linajes:

a) Tronco Británico: Tan solo 14 años después de la fundación de la Gran Logia de Londres, y como una expansión de esta, se constituyó la primera Logia Masónica en USA. Se trató de la St. John Lodge, fundada el 24 de junio de 1731, que se reunía en la Tur Tavern en Philadelphia, seguida por otra en Boston creada en 1733, que lo hacía en la residencia de Edward Lutwich y en el Sign of the Bunch of Grapes en King Street. La tercera y cuarta Logias levantaron columnas en 1738 en Savannah, Georgia, y en la ciudad de New York, respectivamente. La quinta en Portsmouth, New Hampshire. Rápidamente las Logias de este estilo se extendieron.

Esta distribución estaudinense del Simbolismo Masónico pronto fue enriquecida por elaboradas ceremonias de mayor arraigo nacional. Así, el Rito de York, esencialmente de inspiración inglesa, evolucionó en el Rito del Real Arco (Royal Arch), en el Rito de los Caballeros Templarios (Knights Templar), y en el Rito de Maestro Secreto (Royal and Select Master). En 1798, el Rito del Real Arco estableció una organización nacional, seguido por el del de los Caballeros Templarios, que lo hizo en 1814, y el del Maestro Secreto en 1871.

b) Tronco Francés: En Francia, España, Italia, Holanda y Alemania las leyendas y tradiciones Masónicas de origen escocés, que derivaron en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado – al que Paul Naudon llama Rito Tradicional - se desarrollaron de una manera particular. Como veremos más adelante, es en estas naciones en donde se ubican los antecedentes históricos de este Rito aunque finalmente se inventara en USA luego de hacer tránsito por las Antillas Francesas.

De esta Masonería se establecieron en 1764 cuerpos de Altos Grados en New Orleans, Louisiana, y en 1767 en Albany, New York, para ser finalmente formalizados con la creación de un Supremo Consejo del Grado 33, el 31 de mayo de 1801 en Charleston, Carolina del Sur, que luego tomaría el nombre de “Supremo Consejo del Grado 33 del Rito Escocés Antiguo y Aceptado de la Francmasonería, para la jurisdicción del Sur de los Estados Unidos de América”. El primer Soberano Gran Comendador de esta Potencia fue el Coronel irlandés John Mitchell, y el primer Teniente Gran Comendador Frederic Dalcho, que fueron sus principales impulsadores.

Las razones históricas por las que a Charleston le tocó limitarse a la práctica de la parte no Simbólica del R:. E:. A:. y A:., es decir, del Grado 4° al 33, están basadas principalmente en que la Masonería simbólica de USA pertenece al linaje inglés y el Escocismo es de ascendencia francesa, y en que ambos troncos Masónicos se desarrollaron en un principio como dos sistemas competitivos. Cuando el Escocismo pasó de estar constituido por inmigrantes franceses a estarlo por norteamericanos anglosajones se acordó no promover los tres primeros Grados del Rito como formula de convivencia.

De ahí, que el hoy Supremo Consejo para la Jurisdicción del Sur de los Estados Unidos, fundado en 1801, al dar a conocer su existencia mediante un documento denominado “Circular de los Dos Hemisferios”, expedido el 4 de diciembre de 1802, y enviada a principios de 1803, afirma sin ningún rigor histórico que – siendo Federico el Grande Gran Comendador de la Orden del Real Secreto – Etienne Morin había sido nombrado Inspector General el 27 de agosto de 1761 por el Gran Consistorio de los Príncipes del Real Secreto, con sede en París, presidido por Chaillon de Jonville, Diputado del Rey de Prusia, y se haya visto en la necesidad de afirmar que su jurisdicción iba del Grado 4° al 33°. Lo cual, aunque políticamente correcto en la Norteamérica Masónica de esos tiempos, contradice las “Instituciones Secretas y Fundamentos”, del primero de mayo de 1786, atribuidas al mismo Rey Federico.

Lo paradójico del caso, es que el Supremo Consejo para el Sur de los Estados Unidos en su majestuosa Hause of Temple, en Washington, D. C., que imita al antiguo Mausoleo de Halicarnaso, inauguró en 1993 un “Pasillo de la Herencia del Rito Escocés”, específicamente dedicado a 36 pinturas al óleo originales del Masón Robert H. White, 32°, que representan cada uno de los Grados del R:. E:. A:. y A:., incluyendo los tres primeros de Aprendiz, Compañero y Maestro, de acuerdo con lo previsto por Albert Pike.

De las Constituciones de 1762, la versión más antigua que se conoce corresponde al manuscrito firmado por Henry Andrew Francken (1720 – 1795) el 30 de agosto de 1771, en calidad de Príncipe del Real Secreto y Diputado Inspector, en reemplazo por muerte de Morin, estableciendo los rituales del Grado 15° al 25° de la Orden del Real Secreto.

En honor a la verdad, tampoco tenía Charleston como conocer en 1801 las Constituciones llamadas de Federico II, de 1786, ya que la primera versión de ellas solo se conoce trece años después, en 1814, y su primera publicación se efectuaría en 1832 en el “Prontuario de las Actas del Supremo Consejo de Francia”, 31 años más tarde. No se conocen manuscritos ni referencias a ellas anteriores a 1814 que puedan ser tomados como antecedentes, y las afirmaciones que en tal sentido se han hecho no pasan las pruebas del rigor histórico.

Tampoco es probable que el Rey Federico II de Prusia, de la Casa Hohensollern, haya participado en la aprobación de las Constituciones de 1786. Las razones de orden históricos documentadas que sostienen los investigadores para negar su autoría podríamos resumirlas en las siguientes:

a) Mediante carta del 25 de Mayo de 1833, firmada en Nueva York, USA, el estudioso Masón Le Blanc de Marconnay elevó una consulta a la Gran Logia Nacional Madre de los 3 Globos, de Berlín, Alemania en los siguientes términos: “El más alto tribunal de 33 grados y último grado del R:. E:. A:. y A:. clama tener su autoridad de Federico II, Rey de Prusia, habiendo dicho monarca, el 1 de Mayo de 1786, revisado las Constituciones y Estatutos Masónicos de los Altos grados, para lo cual él mismo habría dado los reglamentos” ... ¿están estas tradiciones históricas fundadas en la verdad? ¿Existe prueba de tal hecho? ¿Existe la posibilidad de que sea una realidad?”

La respuesta, por escrito del 17 de agosto del mismo año se refirió al asunto consultado en los siguientes términos perentorios: “La Gran Logia Nacional Madre de los Tres Globos fue fundada el 13 de Septiembre de 1740, bajo la autoridad de Federico el Grande, quien fue su primer Gran Maestro. Él nunca se ocupó de la organización y legislación de la Gran Logia. Todo lo que se afirma que ha sido redactado o aprobado por él, en 1786, originado en un Alto Senado Masónico, etc., no tiene base histórica”. Esta posición fue ratificada por la misma Obediencia alemana el día 19 de diciembre de 1861.

b) Es sabido que la vida Masónica del Rey Federico II de Prusia, solo duró siete años, desde su iniciación en 1738 hasta el año 1744, y no fue muy activa ya que los asuntos de estado y del ejercito acaparaban todo su tiempo. Igualmente, se sabe que en repetidas ocasiones se refirió a la Masonería como una actividad netamente recreativa.

c) Federico II de Prusia vivió sus últimos años de vida, hasta su muerte ocurrida el 17 de agosto de 1716, en su célebre palacio rococó situado en la ciudad alemana de Postdan, conocido como Sans – Souci (en francés: Sin Preocupación) - que servía de residencia de la familia real desde 1660 - luego de no visitar a Berlín desde el 10 de septiembre de 1785, padeciendo de “Gota”, que es una enfermedad metabólica persistente, que produce un aumento del ácido úrico circulante, que se deposita en las articulaciones produciendo inflamación con dolor sobre todo en los pies y las piernas. Es un problema que se suele asociar también a la diabetes, obesidad y a enfermedades renales.

El 30 de octubre de 1771, Francken fecha y firma en Jamaica como Príncipe del Real Secreto y más Antiguo (Senior) Diputado Gran Inspector para todas las Logias, Consejos y Capítulos, Sobre Ambos Hemisferios. En rigor, hasta aquí lo que existe es la Orden del Real Secreto, contentivo de 25 Grados, fruto de la diligencia de Etienne Morin. Desde 1980, este manuscrito se haya en la Biblioteca de la Gran Logia Unida de Inglaterra, en Londres.

El desfase norteamericano fue consecuencia lógica de esta nueva normatividad sobreviniente, y lo correcto, es que a partir de estas fechas se acogieran las nuevas disposiciones Constitucionales, pero las circunstancias especiales Simbólicas estaudinenses no se lo permitieron.

Ante lo anterior, es fácil comprender el por que en USA se optó por el camino fácil de hacer alianzas con las Grandes Logias existentes en vez de crear Logias que practicaran el R:. E:. A:. y A:. en sus tres primeros Grados